viernes, 24 de febrero de 2012

Siempre.

Siempre me quedará tu olor, un beso en la cabeza, bolígrafos que dan vueltas, mañanas de biblioteca, un Ferrol imposible, un no te quiero tanto y esa sonrisa. Siempre me quedarás tú. Aunque sea en un huequito pequeño. Siempre estarás ahí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada